II. Edimburgo con Violeta.

El segundo día no paró de llover. Ése podría ser el resumen y un perfecto anticipo del verano escocés. Aunque era abril y Violeta y yo somos chicas del norte acostumbradas a hacer cualquier plan sin que importe la lluvia, así que nos fuimos a la calle. Después de un full scottish breakfast paseamos por el castillo y nos refugiamos en el Museo Nacional de Escocia, con sus animales y la exposición de figuras de Lego.

12993372_10153413496542026_1608423434177017152_nimg_20160412_144327

img_20160412_151629

img_20160412_151656

¿Y para qué callejear por el centro en un día gris? ¿Qué finalidad puede tener que lo excuse? La primera de todas, el café: Artisan Roast cuenta con cuatro establecimientos en Escocia y tres ellos se encuentran en Edimburgo.

img_20160412_181115

img_20160412_181122

img_20160412_181234

img_20160412_175523

img_20160412_181133

La segunda excusa era salir. Y como casi todas las grandes noches con sus correspondientes anécdotas, no era ni viernes ni sábado. Cuatro franceses perdidos que resultaron ser un grupo de música que había tocado esa misma noche en una sala nos preguntaron por algún sitio al que ir un martes y terminamos en el Banshee , mezclando cuatro idiomas en torno a una mesa y bailando en un karaoke tomado por Erasmus.

img_20160413_023658

fb_img_1460515927701

La lluvia perdonó el camino a casa. Había que dormir algo, al día siguiente me esperaban varias horas de tren y una tarde “de regalo” perdida en Glasgow.

img_20160413_023440

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s