Glasgow I: la culpa fue de Eugenides

 

 

IMG_20160708_160101
Agenda de Blackie Books.

Un retraso en el tren o perderlo por papanatas puede tener consecuencias geniales. La de J. K. Rowling fue una mezcla de talento, dedicación e inspiración. Mi primera tarde en Glasgow sin batería en el móvil fue culpa de Jeffrey Eugenides. Absorta leyendo Middlesex, el tren que se suponía me iba a llevar a Fort William pasó delante de mis narices. No sólo pasó, estuvo parado diez minutos esperando a que levantara la vista, pero no hubo manera.

Después de la sorpresa, la rabia y el ataque de risa, el mejor servicio de atención al cliente de la historia me ofreció ayuda para cargar un poco el móvil, decirme cuándo salía mi siguiente tren y ayudarme a dejar el equipaje en la consigna.

Así pasé las primeras cuatro horas en Glasgow, con la batería justa para sacar una foto al salir de la estación y con un plano para saber volver y coger el tren correctamente, al fin.

 

Screenshot_2016-07-09-20-11-30
George Square
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s