Silence!

don_t_talkFoto: Pedlars

Partamos de la base de que me molesta el ruido gratuito. Y de la otra base que es que (a veces) es fácil mosquearme.

No entiendo a la gente que habla a gritos en los conciertos. Ha habido varias veces en las que ha sido muy molesto pero recuerdo dos especialmente.

La primera fue en la desaparecida Sala Breogaín de Vigo. Tocaban Standstill, que en 2008 todavía hacían bastante ruido y del bueno. Y empezaron los murmullos, murmullos de voz grave y muy molesta. Así que me giré y chisté al dueño de aquel zumbido. Era un armario de 2X2 con cara de subirme al escenario con el meñique, pero se calló. La pareja de amigos con los que fui me miraron aterrorizados, no sé si por miedo a lo que podía llegar a hacer yo o miedo de lo que podía hacer aquel hombretón.

La segunda vez fue en La Fábrica de Chocolate, en Vigo también. Actuaban Niño y pistola, mitad de aforo, fiesta aniversario de la sala y fiesta de presentación del Port América. Todo fiesta, sí. Todo fiesta y cero atención a los que estaban en el escenario. A ese concierto fui sola y con cinco años más, así que me crucé de brazos y me apoyé en una columna, como si encogerme aumentara mi barrera contra los charlatanes a mi espalda.

Pero como indignarse no conduce a nada, se me han ocurrido opciones para esa gente que no sabe tener la boca cerrada durante una hora.

  • Llévate al ligue al que quieres impresionar con tus conocimientos sobre música a un bar con un volumen razonable. Él/ella agradecerá que no le perfores el tímpano para nada. Y si es como yo, le ahorras el momento de bochorno.
  • Haz lo que todos cuando queremos decir algo y que no nos escuchen: escríbelo en el móvil. App de notas, whatsapp, sms, tweet, lo que sea. No le des a enviar, eso sí. Sobre todo si lo que escribes es: “¿el bajista está vivo o lo pusieron ahí como al Cid?” o “no te gires ahora pero el tío que está detrás es guapíiiiiiiisimo”.
  • Sal a fumar y, si no fumas, será un buen momento para empezar. Las cosas que quieras comentar acumúlalas en tu cerebro, así ejercitas la memoria y una vez fuera las escupes; si lo hacías en los exámenes lo puedes hacer ahora.
  • Si no te aguantas habla al oído, bajito, que te van a entender igual. El oído no es el cuello de tu camisa.
  • No vayas al concierto (porque en realidad no querías ir, di la verdad, que has ido para sacar la foto).
Anuncios

1 comentario en “Silence!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s