Mayo en Innsbruck (2012)

Hace tres años me fui a pasar tres meses a Innsbruck. Bueno, en realidad el pueblo se llamaba (y se sigue llamando) Völs y estaba a 8 kilómetros de la capital tirolesa, siguiendo el curso del río que recorría andando varios días a la semana.

Me fui allí a trabajar de aupair, pasar una temporada fuera de España y tomar contacto con un idioma y una cultura muy diferentes a las que ya conocía. A eso contribuyó que la familia que me contrató era la clásica familia austríaca muy concienciada con la ecología, la alimentación y los aparatos electrónicos. Así que en tres meses no supe lo que era la televisión ni los fritos pero sí disfruté de largos paseos por montañas y lagos, despertarme a la misma hora que los pajaritos del jardín (demasiado pronto) y aprender a no tirar ningún resto orgánico para hacer compost en ese mismo jardín.

Tuve la suerte de vivir una de las primaveras más cálidas que se recordaban en el Tirol. Poseedora de un clima hemiboreal, la primavera y verano de esta región alpina se caracteriza por tener un contraste de unos trece grados entre la noche y la mañana y precipitaciones abundantes.

Ese mes de mayo el contraste alcanzó los veinte grados de diferencia. Y no hacía falta ver el reloj para saber que eran las siete de la tarde, porque era la hora a la que cada día comenzaba una tormenta de una media hora, después de la cual salían todas las babosas a recorrer las aceras vacías.

iglesia

Uno de los caminos alrededor de la iglesia del pueblo estaba adornado de manera natural con este árbol.

tren

Los paseos siguiendo las vías del tren dirección Kematen in Tirol.

campo

Praderas cerca de Natterer.

flores campo de fútbol

Tanto la madre de la familia como yo llegábamos cada día con ramilletes de flores de nuestros sendos paseos.

margaritas2

ramomargaritas y ncaje de la reina Ana

ramo margaritas

Y la primavera no trae sólo flores.

moras

Comía moras…

ruibarbo

Y me quedé con las ganas de aprender a cocinar esto: ruibarbo, éste medía metro y medio exactamente. ¡Hubieran salido varias tartas de ahí!

Anuncios

4 comentarios en “Mayo en Innsbruck (2012)”

  1. Muy parecido a cuando estuve yo, por la mañana fresquito, pero pronto empezaba a calentar el sol…y a media tarde caían chaparrones tremendos todos los días.
    Me has puesto la piel de gallina…Innsbruck es mágico.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s